lunes, 24 de enero de 2011

...de nuevo lunes...

...hemos estado en Don Benito... Debido a un compromiso de Curro se nos fastidió el finde de rebajas en Sevilla, con las ganas que tenía!...otra vez será.
Ha llegado el frío con fuerza a Extremadura, qué horror, aquí no estamos acostumbrados.
El sábado fuimos Pía y yo a dar un paseo por la mañana con mi amiga Elena (la número 1 según la chinche de mi otra amiga Esther que es la número 2) Hacía una ventisca de lo más desagradable y al pigmeo no le hace mucha gracia ir debajo del plástico de la Maclaren así que nos tuvimos que ir a casa pronto.
Mi número 2, Esther, alias "la chinche", por la tarde propuso su casa para un picoteo ya que como no podemos fumar en ningún sitio y yo con la diminuta no puedo hacer vida social ninguna pues, solución : Cena en casa de una amiga que resultó ser genial.
Estuvimos Elena y Pedro, Esther y Alfonso (responsables de aquella cena genial), Curro, Pía y yo. Me encanta quedar con mis amigas, cada día lo disfruto más. Cómo juegan con la enana, con cuánto mimo, cariño y dedicación. Pero ellos qué os creéis? Pues también. Cuando Pedro llegó Pía estrañó un poco, raro en ella pero a los 10 minutos ya se habían hecho amigos.
Nos dieron casi las 2 de la mañana que por vergüenza ya dije que nos íbamos para casa.No era hora para que una niña de 18 meses (por cierto los hacía el sábado) estuviera de picos pardos. Aunque yo me hubiera quedado hasta las mil, estaba taaaaaaaaaan a gusto! Gracias Esther.
Cuando llegamos a casa creíamos que Pía iba a caer rendida, JA! Nos dieron las 3,30 de la madrugada. Revolucionó a mis padres y a mi hermano, no había manera de dormirla, estaba como una moto! Ahora eso sí, cuando se rindió, lo hizo del tirón hasta las 10 de la mañana.

 





















Ahí la tenéis la mañana del domingo con dos coletas que me costó la misma vida hacerle porque no se está quieta. Son en honor a mi amiga Elena,jajaja.
Las fotos son malas como todas las que hago últimamente porque son con el móvil pero os hacéis una idea.
La noche de hoy ha sido de locos. Pía ha estado despierta de 4 de la mañana a 7;30, para matarla verdad? Yo creo que se creía que me iba a dar pena despertarla a las 9;30 para llevarla a la guarde pero he decidido hacerme la fuerte, sino hace conmigo lo que quiere.
Hoy ha venido su papi con nosotros a la guarde. Ha sido testigo de las lágrimas de la enana cuando la dejo en la puerta, pero lo que ella no sabe es que hemos tardado dos minutos en irnos y no había cerrado muy bien la profe la puerta y ya no llorabas "pájara". Cuando la he recogido estaba jugando encantada y se ha olvidado de llorar cuando me ha visto! Yo creo que vamos por el buen camino gracias a Dios.
Ahora duerme, y yo voy a intentarlo porque estoy muerta!
Un carro de besos.

4 comentarios:

Mejo dijo...

Qué bien Pau, cómo me alegra que la peque vaya poco a poco acostumbrándose a la guarde... Tamnbién me alegra que vayas acostumbrándote tú :P jajaja
Besitos ;)
Pd.- te menciono en el blog, por si quieres pasarte!

Elena dijo...

Nosotros hacemos lo mismo con los niños, tenemos unos amigos que tienen un pequeñajo y el sábado es paseo y después en tu casa o en la mía, nos dan las tantas con el café, la copita y el parloteo, nos vamos por que no vaya a vernos el defensor del menor y nos los quite pero es que es tan complicada la vida social con enanos...
Ya verás, en dos días se despide de ti en la guarde con una sonrisa agitando la manita.
Besos guapa.

ag180 dijo...

Poco a poco se hacen a la guarde y es donde mejor estan, espabilan, conparten, tienen amigos, estan cuidados.
El plan de cenar ahora en tu casa y otro día en la mia, estupendo, al final como en resto de Europa que eso es lo que se hace.
Besos

La mamá de Pía dijo...

María, ya lo había visto pero estoy liada y no he podido ni ponerte un comentario.
Elena como estan los enanos?Ya bien? Esos planes me encantan, son entrañables.
Ag180, gracias por tu comentario! Sólo nos faltan los horarios europeos para poder conciliar la vida laboral y familiar y todo sería perfecto!
Muchos besos!!!